<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="1252"%> = Diario El Este = | OPINION | Lunes 12 de marzo de 2007
cabezal
BOTONERA
Imprimirimprimir enviar enviar correo

Municipio de Castillos

:: Sección
Información
Noticias
Opinión
Editorial
Deporte
Portada | Todos los títulos
Portada Papel
Separatas en PDF

Frigorífico Copayan | Rocha, Uruguay

:: Servicios
Contacto
Titulares por e-mail
Staff
Nuestra Historia

 

 

Rocha, Lunes 12 de marzo de 2007


LA REVOLUCIÓN DE LAS LANZAS

Leopoldo Amondarain

Se ha repetido muchas veces, que fue la más gaucha de todas las revoluciones. En los hechos fue la última en que la lanza de tacuara se tuvo como arma primigenia junto con el facón en los enfrentamientos bélicos. Las cargas a lanza en ristre y la baquía en su manejo, transformaron tanto en un lado como en otro de míticos guerrilleros emblemáticos, poco menos, que en héroes medievales. Sus propios jefes , Timoteo en los Blancos como Anacleto Medina colorado afamados lanceros que traían desde los comienzos heroicos de la Patria Vieja esa carga de tan temida como respetada leyenda. Esta revolución tuvo como origen la prácticamente exclusión de los blancos en el gobierno.
La mayor parte de los jefes estaban exiliados en la Argentina, como producto de un gobierno autoritario de partido exclusivo que el Gral. Lorenzo Batlle imponía y publicitó a su partido colorado.
En la toma del poder y en formal discurso, expresó textualmente "gobernaré con mi partido y para mi partido", prometiendo sibilinamente por supuesto, hacer que la ley fuese igual para todos. Utopía que se daba de "traste" con la "fe" partidaria previa.
Súmese una profunda crisis bancaria que tuvo como consecuencia el cierre y quiebres de bancos, siendo el más relevante el de Maua que había emitido por un monto cercano a los 7 millones de pesos con un escaso respaldo de no mas de $650000 en reserva de oro.
Obviamente arrastró otros bancos menores como el Montevideo, el italiano, etc.
Estos hechos llevaron a la ruina económica y financiera a importantes sectores no solo industriales sino fundamentalmente agropecuarios que agregados a los blancos exiliados y radiados de la vida política se cociese un "caldo de cultivo" adecuado. Por otra parte, los caudillos blancos en la
Argentina contaban con el apoyo y simpatía inoculta de los caudillos federales de la otra banda que impulsaban el levantamiento. Se firma el "Acta de Compromiso" en Concordia el 4 de Mayo del 1870 donde se reconocen como jefes naturales a Timoteo Aparicio blanco y Anacleto Medina colorado.
O sea, una jefatura bicéfala que en los hechos, por la avanzada edad de Anacleto Medina, 82 años, dejaba prácticamente el mando a Timoteo que le daba un tinte marcadamente blanco, hasta por razones prácticas, a la revolución. Anacleto era un anciano que después de la caída del gobierno de Aguirre, tuvo que exiliarse de su propio partido que no le perdonaba la ejecución de los mal llamados "mártires de Quinteros" del sanguinario y criminal Gral. Cesar Díaz y Freire de triste memoria en la Guerra Grande con los unitarios. El viejo general deseaba volver nostálgico al pago, y la revolución como pretexto incluso, le servía.
Un día después, 5 de Mayo, del Acta desembarca Timoteo en las costas del Arapey y el Uruguay, con 40 hombres haciendo conocer una proclama que corre como reguero de pólvora entre el paisanaje. Garantizaban a todos los ciudadanos sin distinción de partidos el derecho inalienable y libérrimo (muy blanco!) de elegir el gobierno con los hombres más aptos a criterios del pueblo y con las garantías y respeto a la Constitución. Conceptos de Timoteo heredados de su antiguo jefe Manuel Oribe y dado formas en los manifiestos por intelectuales que lo acompañan como Agustín de Vedia, Francisco Lavandeira y Tomas de Acha.
Posteriormente el 10 de Agosto en la playa de la Agraciada desembarca Medina al que se le suman importantes contingentes de Soriano y San José. Vale decir también con Anacleto arriban aprovechando la ocasión, importantes jefes blancos que marcan la tendencia inequívoca que están tomando el levantamiento. Oficiales como Aberastruni y el Gral. Lemes Bastarrica que lucharon en la Heroica con Leandro Gómez. Inclúyase a Ángel y Justino Muñiz, Pampillon, Belisario Estomba y a los que se le suma haciendo sus primeros "entreveros" con solo 13 añosa el "Cabo Viejo" Aparicio Saravia.
O sea, un ejército con toda la "barba". El mismo día se libró la batalla de Paso de Severino que culmino con importante triunfo blanco sobre las tropas de línea gubernamentales al mando del "Goyo Jeta" Suárez. Se repite enfrentamiento en el mismo mes el día 29 en Corralito (Soriano) con un segundo contundente triunfo nacionalista.
La situación se hace crítica al gobierno que intenta negociar. El 26 de Octubre no obstante, Timoteo sitia Montevideo y el 29 de Noviembre toma la fortaleza del Cerro. Se produce un despiste al ejército revolucionario, donde el Goyo "Jeta" logra pasar y reforzar Montevideo. Y el 25 de diciembre derrota en el Sauce a Timoteo produciéndose el crimen inaudito del degollamiento de mas de 600 prisioneros y heridos, por el Goyo "Jeta" Suárez, muy propio de los ejércitos colorados.
Timoteo se retira al norte a recomponer filas. La guerra diezmaba la producción ganadera en particular. La presión de pacificar por parte de la ciudadanía no hacia mella en el Presidente Batlle. Se llega entonces en julio del 1871 a la batalla de Manantiales (Colonia) con la derrota blanca. Timoteo alegaba y no sin razón que había sido una traición de las tantas coloradas, del Gral. Enrique Castro al no respetar las negociaciones de paz que llevaba Monseñor Jacinto Vera. Allí muere Anacleto Medina. A los 82 años es lanceado sin piedad por sus antiguos compañeros colorados que se cobraron los "fusilamientos de Quinteros". Su cadáver fue trozado y parte del mismo enviadas en "paquetes" a sus parientes en Montevideo. Una muy clara "ética" colorada.
Fue sepultado a medio cuerpo después de su mutilación y descarnamiento concienzudo de su cuerpo, según referencias de la época. Timoteo se retiró para regresar con 10000 hombres a la lucha de 1872. Pero para entonces Lorenzo Batlle culminaba su mandato y adviene en el Ejecutivo Don Tomás Gomensoro que llegaría a la conocida paz de Abril de 1872 acordando la participación de los partidos en el poder. Los orientales renunciaban a las luchas armadas y someterían las decisiones y aspiraciones a la decisión del País, con arreglo de la Constitución. Tomás Gomensoro salía fortalecido como hombre componedor y Timoteo Aparicio y su revolución gaucha y muy blanca había cumplido como lo mandató su antiguo jefe el Libertador Gral. Manuel Oribe democratizando y pacificando el País. El próximo levantamiento o revolución seria recién en 1897.

 

 

Supermercado Makro Chuí

:: ARCHIVO ::
Click aquí para ir al mes anterior
Diciembre /2018
D
L
M
M
J
V
S
2
7
8
9
15
16
17
18
19
20 21
22
23
24
25
26
27 28
29
30
31
- - - - -
-click en la flecha izq. para ir al mes anterior-

--



Acuarella Hotel - Punta del Diablo


Cambio Rocha

 

 
 

 

 

 

   

Copyright © EL ESTE 2003
Todos los derechos reservados
Zorrilla Nº 70, Rocha-Uruguay Tel/Fax: (0059847)-22099