212 años de Rocha
Una capicúa insoslayable

El próximo 21 de noviembre se cumplirán dos siglos y doce años del comienzo del proceso fundacional de la villa de Nuestra Señora de los Remedios de Rocha, capital de nuestro departamento.
Elevada a la categoría de ciudad con fecha 31 de diciembre de 1893 -cien años después- Rocha vivió morosamente su tiempo aldeano, cuando se ingresaba a la misma por el Paso Real (que ostentaba orgulloso el higuerón que hoy es recuerdo), el ferrocarril llegaba sólo hasta San Carlos y el puerto de La Paloma cumplía la función de abastecer a la población.
Esa fue la Rocha del bien hablar, del diario "La Democracia" de don Ramón Cerdeiras, del Hotel Roma de Antonio Cola, de la Sociedad "Porvenir", de la Banda de Música de Yanneo, de los coches de alquiler manejados por aquel verdadero as del volante que fuera Luciliano Rodríguez.
Y de tantas y tantas vivencias rescatadas por Jorge Rodríguez Benítez, Ángel María Luna, José Anacleto Ribot, Rosalío Aniceto Pereira, Juan Gabito Bergougnoux,
Mario Corbo de León, Oscar Bruno Cedrés, poetas, cronistas y memorialistas del pago.
Pero Rocha ha sido -además- el coraje guerrero de Bernardino de la Cruz Olid y el ejemplo cívico de Javier Barrios Amorín, la militancia femenina de Cora Vigliola de Renaud y Amabilia Márquez Castro, el idealismo del profesor Mario Bordabehere y del zapatero Bustamante.
Así como los futbolistas campeones del Interior en 1954 y 1984 y las glorias ciclísticas de Próspero Javier y Demetrio Gabriel Barrios.
Rocha es la mansedumbre del adoquín, las callejuelas angostas, las voces entrañables de Los Zucará que inauguraran el capítulo comarcano del canto popular uruguayo.
Y la poesía de Enrique "Gallineta" Silva y Dagoberto Vaz Mendoza (un arachán "arrochado"), junto a los tangos de José Rótulo, las guitarras de Menichini (que las hacía) y de Abriola y Davezak (que las tocaban como los dioses).
Es también el anónimo trabajador y el que espera serlo, más temprano que tarde. Y son los gurises que conforman la estudiantina de la esperanza.
La que tal vez no guste a muchos (que lo admiten) y la que a otros muchos nos gusta hasta dolernos.
Rocha, la cumpleañera de la semana que viene, en un capicúa insoslayable.
De la que ofrecemos, de la página 2 a la 6 inclusive, -a modo de brindis imaginario- siete estampas, de otro tiempo, de todos los tiempos.

Víctor Velázquez



ASPECTOS GENERALES DE AQUELLA ROCHA

Antiguamente, las calles de Rocha ostentaban otras denominaciones. Luego, los nombres fueron sustituyéndose por otros relacionados con personalidades ilustres, servidores de la comunidad o acontecimientos de interés general. Existen dos arterias de tránsito que nunca cambiaron de nombre y que son Ituzaingó y Sarandí. Con el nombre de Uruguay hubieron dos calles en nuestra ciudad. La actual Julián Graña y la callejuela José A. Ribot. Las vías céntricas fueron adoquinadas y acordonadas con piedras del Cerro Áspero, allá por las décadas del veinte y treinta (del siglo pasado). Antes fueron de tierra y algunas bastante descuidadas, al punto que en las esquinas había verdaderos lodazales. Las plazas se veían saturadas de tupida vegetación y constituían lugares húmedos, con algunos bancos de madera que tenían la particularidad de no lucir escrituras como los de hoy.
En la (plaza) Independencia surgían enormes palmeras en las esquinas y en el corazón formaban un circulo. No faltaban las acacias, que en julio se vestían con bellas flores amarillas, y algunos otros arbustos que apocaban la luz mortecina de los farolitos. Durante los periodos vacacionales, en los meses de verano especialmente, mucha gente se trasladaba al campo, ya fuere al propio o invitada por familiares y amigos. La caza y la pesca constituían entonces los principales atractivos en el medio rural. También podían participar en espectáculos típicos como en las cosechas, y en Semana de Turismo se sacaban lechiguanas, por ser la época en que estaban más gordas. Si el tiempo transcurría lluvioso, se hacían ruedas con guitarras y canto, se comían tortas fritas con agua juntada del cielo que corría por las cañerías de las casas y se jugaba a las cartas, además de proliferar los cuentos de diverso tenor.
El teatro, desde el último cuarto del siglo XIX, fue un espectáculo que sedujo a mucha gente. También lo fueron las reuniones de carácter política y en especial las asambleas con la llegada de autoridades partidarias nacionales. Todo lo cual daba lugar a largas caravanas, aplausos y vítores al paso de los caudillos.
Las carreras de caballos en La Cabaña o en otras pistas cercanas como Cerco de Piedras, Casimiro, Bonilla, etc, concentraban a gran número de habitantes que por diversos medios se trasladaban a estos lugares. Allí no faltaban las payadas de contrapunto, los cantores, músicos, juegos, comidas, bebidas y hasta peleas donde tenía que participar la Policía. Los santos, o cumpleaños, se festejaban con toda la familia que llegaba a la casa del cumpleañero, le ofrecía una canción, que podía ser improvisada o de algún conocido autor. Para tales acontecimientos utilizaban un instrumento musical, especialmente guitarra o acordeón. Esta forma se estilaba especialmente en la campaña, donde las distancias de una casa o otra solían ser largas.
Las fiestas religiosas en Rocha siempre tuvieron resonancia. Así por ejemplo, en Nochebuena la concentración en masa cubría una buena parte de la plaza Independencia. Las llamadas procesiones se extendían por dos o tres cuadras, ya que la mayoría del pueblo acompañaba detrás del cura con salmos y cánticos. La masonería, por entonces reducida en Rocha, no participaba en congregaciones de carácter religioso y tenían sus propios recintos donde se reunían y discutían sus asuntos.

(Mario Corbo de León en EVOCACIONES DE ROCHA)



A LA CIUDAD DE ROCHA
(EN SUS DOSCIENTOS AÑOS).

Oí decir que te fundó
Rafael Pérez del Puerto
cuando a tu suelo desierto
con familias lo pobló.
A quien te colonizó
generosa te ofreciste
la savia nueva le diste
casi libre hacia los vientos
desde aquel mil setecientos
noventa y tres, que naciste.

Hoy que estás erguidamente
con tus dos siglos flamantes
quiero cantarte y que cantes
en el canto de la gente
con el hablar diferente
que luz rescata y derrocha,
cuando el idioma se “anocha”
y se extranjeriza y llora
“Villa de Nuestra Señora
de los Remedios de Rocha”.

Vaya el laurel para ti
vaya el olivo y la palma
ciudad que conserva el alma
de la “villa” que no vi.
Adulta te conocí
y respiré el aire sano
del océano cercano
real, misterioso y sin fin
hasta tu humilde adoquín
que es orgullo comarcano.

Yo anduve por tus veredas
y callejuelas estrechas
y por tí inauguré flechas
con las que herida te quedas
hice versos como sendas
que tejió mi corazón
y como escudo o blasón
imitando a la cigarra
“EN TU IMAGEN” mi guitarra
se desangró en la canción.

(Lucio Muníz,
Montevideo, 26 de setiembre de 1993)

 

   

MI TIERRA QUERIDA

Mi pago donde yo nací
lo llevo en el corazón
un rancho de adobe y totora
brilla con la aurora
cuando sale el sol.

Recuerdo de mi juventud
nostalgia de mi soledad
tus campos, tus calles, tu gente
siempre están presentes
no me dejan más.

Un día volveré cansado
de tanto andar
buscando para mi consuelo
el límpido cielo
de mi dulce hogar.

La luna llorando está
ausencias de una ilusión
Rocha mi tierra querida
rincón de mi vida
luz del corazón.

Arroyo que corriendo va
bordeando mi ciudad natal
ve y dile a los que yo quiero
que de pena muero
ya por regresar.

Si el tiempo me da la razón
tus calles me verán andar
sintiendo tu aroma, tus trinos
y ese don divino
de volver al lar.

Héctor Abriola


LAS CASAS DE LA VILLA
Cooperativa Agropecuaria, año 1955
De las primeras casas de Rocha, ubicada en la actual calle Treinta y Tres casi 19 de Abril. Declarada Monumento Histórico, mantiene su estructura original

A las diligencias preparatorias y obras provisionales siguió la construcción de las casas destinadas para las familias pobladoras fundadoras de la villa de Nuestra Señora de los Remedios de Rocha.
Uno de los primeros actos a este objeto se relaciona con el contrato que celebran don Rafael Pérez del Puerto y don Antonio Josef Acosta, a los fines del aprovisionamiento de madera. Este acto tiene lugar en Maldonado, el dos de mayo de 1794, y observa el respectivo instrumento la redacción siguiente: “... habiéndose hecho notorio debía proveerse de madera de la que producen los arroyos y montes inmediatos al pago de Rocha, donde debe erigirse una de las poblaciones destinadas para la colocación de varias familias pobladoras venidas de España, de cuya formación y dirección estoy encargado, en virtud de lo dispuesto por el Emo. Señor Virrey y Junta Superior de Real Hacienda, en 31 de julio de 1793, para los techos de veinte casas con sus cocinas, compuesto cada uno del número de piezas, dimensiones y gruesor que comprende la casa de poblador fabricada por modelo en esta dicha ciudad, compareció entre otros don Antonio Josef Acosta, que fue el que hizo más beneficio, y el que según informes tenía más conocimiento e instrucción en la materia que se trata, habiendo ajustado en $ 28 la madera de cada una de las 20 casas y cocinas, en los términos que quedan referidos, siendo de su cuenta y riesgo cortarla, conducirla y entregarla en el terreno señalado para la plaza de dicha población, debiendo verificar dicho corte precisamente en los meses de mayo, junio, julio y agosto del presente año, satisfaciéndose su importe verificada la entrega respectiva; y siendo ventajosa a la Real Hacienda esta proporción, a que por las circunstancias de los tiempos hay necesidad de adelantar esta diligencia por no ser todas las estaciones del año a propósito para el corte de esta clase de maderas, le fue admitida por mi como director del expresado establecimiento, quedando el dicho Acosta obligado a su cumplimiento con su persona y bienes habidos y por haber, dando además por fiador a don Rosendo Verde”, etc. Es éste un espléndido documento para dilucidar temas centrales de la fundación en estudio, y en lo que atañe al tema concreto de la construcción de las casas para los futuros vecinos de la villa, muy rica en datos.
El vecino don Antonio José Acosta tiene que proporcionar a la Real Hacienda la madera total que se necesitará en la construcción de los techos de las 20 casas; deberá extraerla en tiempo adecuado -que se individualiza- de los montes próximos al lugar y depositarla en el espacio que ya está delimitado para la futura plaza de la Villa.
Así lo verifica, según la certificación de don Miguel Antonio Zalayeta, firmada en el “Pago de Rocha, a nueve de enero de mil setecientos noventa y cinco”, en la que expresa que “don Antonio José de Acosta ha entregado en el paraje delineado para la plaza de la citada población de Rocha, donde queda apilada y acondicionada de (¿la?) madera correspondiente para los techos de veinte casas y cocinas de las que deben fabricarse para dicho pueblo, etc.”
Cada techo, en madera, va a costar $ 28, según la relación que obra en el expedientillo que venimos estudiando. El sentido previsor y ordenado del ministro de Real Hacienda de Maldonado nos permite imaginar, en los comienzos del año 1795, el espectáculo de la villa en embrión. Capilla, cuarto del Capellán guardia, indicando en forma irrefragable su punto de partida en realización concreta. Frente a ellas las maderas, apiladas, con paciencia y orden, en la aún desolada plaza, prontas para la armazón del techo de las casas.
Empero, ¿cuando se construirían éstas? Hay que comenzar con los cimientos y para ello se necesita piedra. Con este objeto, celebra don (Rafael) Pérez del Puerto un nuevo contrato: esta vez abastecerán de piedra Santiago Orrego y Juan Antonio González, vecinos de la ciudad de Maldonado y carreteros de ella. A igual que en la otra contrata, Pérez del Puerto aceptó la oferta de los más idóneos y expertos en la tarea. Luego, agrega el ministro, “habiéndose ajustado con ellos a cuatro reales cada carrada regular de dicha piedra arrancada y conducida correspondiente a dicho género de obras hasta el paraje de la población y el lugar donde están delineadas sus casas” etc.
Es día señalado en el contrato para “dar principio a dicho arranque” el del 1 de setiembre de 1795, y “entregando en los parajes debidos hasta el numero de 800 carradas”. Son éstos los sitios en donde se levantarán las casas.

(Florencia Fajardo Terán en HISTORIA DE ROCHA)



UNA PAGINA PARA LA HISTORIA DEL PERIODISMO DE ROCHA


EL PERIÓDICO LA JUVENTUD.
No nos vamos a referir a los periódicos así llamados y que dirigiera don Carlos N. Rocha, sino que vamos a hablar de un periódico que con este título se publicó en Rocha en el año 1858 y que se hacia en forma manuscrita.
Felipe Villegas Zúñiga era un joven inquieto y muy inteligente, que a pesar de sus pocos años integraba las fuerzas militares que andaban por Rocha en ese año y se dice, sin confirmación, de que era uno de los redactores de "La Juventud", y bien puede ser verdad ese pensar, porque hay números del interesante periódico que lucen una espléndida caligrafía y por su buena letra, cuando apenas contaba 14 años de edad, fue elegido para escribir el pacto de 1855, firmado por los generales Manuel Oribe y Venancio Flores.
"La Juventud" aparecía los domingos y era un periódico "de familias", como reza en su cabezal. Entre las advertencias de estilo, se decía:
"Este periódico saldrá a la luz todos los domingos, se insertarán en sus columnas todos los avisos, comunicados o solicitadas siempre que vengan con arreglo a la ley. Almanaque: Mayo 30, San Fernando. Al público: la publicación de este periódico será gratis para nuestras lectoras, a quienes se les dirigirá. El repartidor se encargará de distribuirlo a quien corresponda".

EL EDITORIAL DEL PRIMER NUMERO.
En el primer número, que apareció el 30 de mayo de 1858, decía a guisa de programa:
“Lectoras nuestras, os extrañareis que el principio de nuestra humilde y sencilla obra sea pidiendo la mayor de las indulgencias.
Nuestro amor a la literatura y por consiguiente a lo grande y a lo bello, nos hace tomar nuestra poco educada pluma, no aspirando por cierto, ¡Dios no libre!, del título de emisores y que sus escritos sean un dogma de civilización y de moral para la sociedad por que no somos quien debe hacerlo. La idea más preponderante que nos ha impulsado a iniciarnos en este camino tan difícil como querido para nosotros ha sido proporcionar a nuestras bellas un rato de júbilo o de distracción, no por los grandes pensamientos que pueda encerrar nuestra limitada imaginación; no es con esa confianza sino que como al principio hemos pedido la mayor indulgencia no por modestia sino por obligación o deber. Hemos creído casi infalible contar con ella y con ese motivo es que nos hemos tomado la osadía de trazar con nuestra pobre pluma sencillos pensamientos y así saludamos al pueblo con toda la consideración y aprecio que merece”.
En el número 3 de ese interesante periódico “La Juventud” que redactaban jóvenes intelectuales que se escudaban en las iniciales D. N y C., después del almanaque que se refería al domingo 13 de junio de 1858 (San Antonio) traía el importante aviso siguiente:
"Correo entre Montevideo y Rocha. Salida de aquí los dias 6, 16 y 26 de cada mes, regresando de la capital los 1, 11 y 21".
Y como nota editorial la siguiente:
"ESCUELAS PUBLICAS.
Una de las principales normas que hemos establecido en nuestro programa fue la de advertir las necesidades del pueblo y como consideramos una de ellas la educación primaria, nos hemos decidido a llamar la atención de nuestro vecindario sobre un punto que se halla bastante descuidado por la poca religiosidad de los pagos de nuestros buenos preceptores, que no perciben lo que les corresponde, siendo que está decretado que una parte de los derechos departamentales se afectarían para las Escuelas Públicas.
Las necesidades sólo deben padecerse cuando no hay medios para remediarlas. ¿Por qué, pues, el vecindario de este pueblo no hace el reclamo a la Junta E. Administrativa de ese derecho que por la ley le corresponde para el pago de nuestras escuelas, que se hallan desatendidas ha porción de meses? Es preciso que no rehabiliten esa delación y que sepan reclamar sus derechos.
En vista de esas circunstancias, que a nadie son desconocidas, hemos creído un deber este punto, por lo que vemos que hay muchos padres que no tienen como costear la educación de sus hijos y por parecernos un ramo que debía atenderse con preferencia porque sus resultados se deben esperar que sean en porvenir una esperanza para la Patria".

Como se ve en 1858, como en la actualidad, había dificultades con las cosas presupuestales, a pesar de que habían creado recursos por medio de impuestos.
Este mal de ahora se ve que tiene muy viejas raíces.
Entre otros interesantes comentarios publicados en el número 6 de “La Juventud” del domingo 11 de julio de 1858, encontramos lo siguiente, que por lo original y pintoresco merece la transcripción:
"OTRO. ¡Qué triste espectáculo presenta la formación que hace nuestra Policía para pasar revista!.
Unos celadores se presentan descalzos con pantalones viejos y sin chaqueta, otros con chiripá y sombreros de antaño y, en fin, ¡es una desgracia!.
La Patria está tan pobre que gracias a la generosidad
de nuestro digno y buen comisario no consiguen poco y deben darse por contentos con tener para comer, esos guardianes del orden”.
Patético es el comentario y creemos que algo se habrá hecho después de esta denuncia.

TEATRO EN ROCHA.
Con este título decía:
“Hay grandes proyectos para construir un Teatro en nuestro progresista pueblo, aparente para representar comedias, munido (por supuesto) de su correspondiente proscenio, palcos altos y bajos, tertulia y plateas.
Pronta está y compuesta ya una compañía con su director y sabemos que se encargará de buscar más accionistas, socios o actores que quieran incorporarse a dicha compañía. Suponemos que la arquitectura y demás del edificio que mencionamos no será como la del magnifico “Solís” ni la araña compatible con la de aquel, pero, tampoco será, según se nos informa, de la fachada de nuestra Iglesia, ni su construcción quedará en proyecto como la de ésta, tal vez".
Ignoramos el éxito que tuvo esta iniciativa.
Creemos que la evocación que se hace del Teatro “Solís” sea inspirada en la inauguración del mismo, realizada unos años antes.


Don José A. Ribot, genio y figura

"Razones de oficio me imponen a diario comenzar el estudio de los autores por los rasgos biográficos, buscando extraer de sus personalidades los caracteres que más tarde han de hallar los estudiantes reflejados en sus obras. El “ser” de cada uno no está nunca lejos del “parecer” de las obras de cada uno. Y esto, que es lugar común en todos los aspectos de la vida, se ratifica plenamente en el caso de las obras de Ribot, que casi podríamos decir que no podrá valorar exactamente su producción quien no lo haya tratado, quien no lo haya visto, de cerca, vivir. Don José es un hombre-tipo. Trasciende de su físico una corriente de afable simpatía, eco del buen hombre que hay en su interior. Uno de esos hombres a quienes el vivir y el conocer la vida no han conseguido ensombrecer su recinto interior, del que emergen, como en plena juventud, y, a diario, la ocurrencia festiva, el ademán lírico, la frase feliz, la sonrisa esperanzada.
Profundamente emotivo, la vida casi diríamos vulgar de esta nuestra clase media, que va a la oficina, convive en el café y discute problemas de política internacional al compás de la batuta del periodista, no ha conseguido romper en él el viejo vínculo hispánico a lo bello, a la meditación sobre el suceder del tiempo, a filosofar así, superficialmente, sobre la vida.
Alternan, pues, en él, junto al gracejo del más puro cuño hispánico, la emoción profunda, predominio del corazón, entraña doliente que derrama en lágrimas el torrente de su emoción. Don José es así, un sentimental emotivo y un “causer” ocurrente. Le hemos visto conmover a un pueblo conmoviéndose a si mismo, así, por contagio directo de emoción a emoción, lo que hace que cada vez nos vaya retaceando más su corazón. Y le hemos visto también, en la rueda cordial del café, prodigar generosa siembra de optimismo en su chiste picante, en su frase intencionada, en su salida ocurrente y tajante como una flecha. Como es profundamente subjetivo, su vida interior es intensísima y muchas veces nos ha sorprendido en él su aguda mirada introspectiva, el propio conocimiento de si mismo que nos lo presenta como un discípulo, no sabemos si intuitivo o consciente, de aquel lema que orientó a Sócrates: “conócete a tí mismo”. Precisamente, él sabe de ese, su torrente emocional interno, y de la facilidad con que rompe al más aparente que real dique de hombre severo que a primera vista se ofrece, y me lo decía jocosamente cierta vez, refiriéndose a una obra que estaba leyendo: “Se la leí a mi señora y como en casa tenemos el dolor a domicilio, terminamos llorando los dos”.
En esta ocurrencia, hecha a expensas de su sensibilidad, está todo un autorretrato de Ribot. En su espíritu, el humor y la hondura se equilibran. Esta búsqueda de las compensaciones para lograr una plenitud del vivir, parece haber sido el norte de su vida. Así compensó la aridez prosaica de su Oficina Técnica Municipal, medición de caminos, cálculo de materiales y resistencias, con el cultivo del color y de la línea, del verso y de la escena. Mientras recorría los caminos del departamento, proyectando e inspeccionando calzadas y puentes, nutría su retina de paisajes nativos, que luego florecían animados en su reino interior, en el lienzo o en el verso.
Por eso, su producción marca, en parte, un sentido localista. Don José ama el paisaje y el alma de Rocha como uno de sus más caros amores. No la sensiblería cursi de pregonar un localismo “ut supra”, sino el amor, así no más, el amor, cariño entrañable de hogar, gusto por ver y acariciar las cosas entre las que se ha nacido y entre las que vive y que por eso son, en mucho, algo de nosotros mismos.
Le hemos oído hace poco una charla sobre “Rocha hace cincuenta años”, charla realizada con la objetividad del cronista, salpicada de color y gracia; pero allá en el fondo, muy quedo, muy intimo, campeaba la nostalgia, el amor, el no sé qué que se siente cuando sacamos del mundo familiar los objetos queridos y tradicionales.
La niñez y adolescencia de Ribot se han deslizado en aquel Rocha de fines de siglo (XIX), en aquel Rocha aislado, aldeano casi, que, descubierto más tarde por el resto del país, apareció como el alma hispana de nuestras ciudades, en su lenguaje y en su cultismo. El hogar, españolísimo, le nutrió de amor y sangre romántica que acentuó aquella aurora del Novecientos; de ella conserva su lirismo y su culto por la idealidad, la belleza y la libertad. Todo ello, no obstante, desposeído de todo alarde de bohemia anarquizante, tan común en los poetas.
Melenudos de la generación finisecular, todo ello dentro de una compuesta actitud señorial, también muy hispana, de un buscar la belleza desde sí y en sí, que adoctrinan el aliño, el decir y el pensar. Sin aparato, sin ostentación, sin la gran ambición, sin la pose, sin los resonantes abandonos, se vive, se trabaja, se piensa y se escribe. Se escribe o se pinta; así como el padre de familia que al terminar su tarea diaria que asegura el vivir se realiza, recién, dando salida a su alma en el color o en la línea, en el verso o en el diálogo. Así la vida es todo cultivo; se cultiva el hogar, como el jardín o como el arte. De este manera, en esta actitud, don José ha pintado cuadros, ha escrito versos, ha producido comedias.
No seríamos sinceros con nosotros mismos, si no agregáramos que aquella actitud realizada que señaláramos recién, no solo es recreo; es algo más, creación o realización del verdadero vivir. Nos debemos sentir en ella mucho más a gusto que en el sillón de la oficina; allí, en ella, expresamos nuestro río interior y enviamos al exterior nuestro mensaje, respuesta a sus impresiones.
Por eso, por el teatro y la poesía de Ribot, andan juntos en la vida y las ideas, el hombre y el sueño. Unir ambos mundos es tarea difícil; crear el vinculo entre ambos y darlo a los hombres, es la tarea del artista. Hasta donde Ribot lo ha conseguido, es labor del crítico y yo no lo soy; por eso me limito a decir lo que veo; me gusta ser cronista y no censor ni mentor. Acaso, porque con Whitman, pienso que en el mundo no hay dos objetos iguales; cada cual es bueno".

(Parte de una conferencia pronunciada por el maestro Rosalio Aniceto Pereira, en el Club “Juventud y Progreso” de la ciudad de Castillos, el dia 9 de octubre de 1948).


Cora Vigliola de Renaud, Misia Cora

“Se cumplen hoy 20 años de la muerte de Cora Vigliola de Renaud, mujer de excepción, respetable matrona, educadora de perdurable vigencia y ciudadana de honrosas credenciales.
Provenía de una familia que dio a Rocha hombres y mujeres de vasta y fecunda ejecutoria, en los más diversos campos de la actividad pública y privada. Se hizo maestra, muy joven aún, bajo el señorío conductor de María Stagnero de Munar, en el entonces Instituto Normal de Señoritas. Poseía la rara dualidad de un carácter singular fuerte y de una bondad infinita. Su inteligencia y la orientación que supo volcar al servicio del bien general, unida a aquellas dos condiciones señaladas, le confirieron una popularidad traducida en el respetuoso y generalizado “Misia Cora” con que la designaron amigos y extraños, allegados y distantes.
Era toda ella un fuerte impulso, una especie de torrente, prodigándose siempre, aún en los días de su venerable ancianidad. Hizo de su hogar, de modesto nivel económico, un centro de ayuda social, armónica y generosamente pródigo. Puso siempre en evidencia aquel don que atribuye Tagore a la feminidad, cuando afirma: “Lo único que los hombres podemos dar es nuestra fuerza; pero las mujeres se dan a sí mismas. De la vida a los demás con su propia vida y con su propia vida sustentan la de los demás”.
Misia Cora no tenía más bienes para dar que su inmenso corazón. Con él fue muchas veces al auxilio del pobre con la menguada jubilación, sostén de su vejez. Consciente de las posibilidades femeninas para la participación activa en la actividad pública y privada, se anticipó al tiempo de las reivindicaciones y ejerció, por sí misma, un liderazgo indiscutido y total. Durante más de medio siglo, su participación en el ambiente departamental y aún en el nacional la colocó en el primer plano de la consideración y del reconocimiento. Tenía alma y fibra de conductora, fina sensibilidad de mujer, vocación y militancia docente y corazón de madre.
Al amparo de tan rica personalidad pudo serlo y poseerlo todo. Lo primero lo logró a través de la prodigación ejemplar; a lo segundo renunció siempre, en una permanente y renovada lección de desinterés. Tuvo, como escudo, el noble orgullo de su digna pobreza. En un momento en que no era muchas las oportunidades ofrecidas a la mujer hizo del camino elegido no sólo la meta de su realización personal sino las múltiples vías para llegar a los demás. La ley de creación de los Liceos Departamentales, en 1912, encontró a la gran educadora en la plenitud de su carrera. Fue por certera decisión la primera directora del Liceo Departamental de Rocha, la institución destinada a abrir a la juventud de todas las clases sociales el acceso a la cultura, base y fundamento de la convivencia democrática. Desde allí y por muchos años, con la dignidad propia del catedrático, la fe del educador y la abnegación del apóstol, Misia Cora aró muy hondo en el corazón de las generaciones.
Paralelamente, supo ser paladín de las reivindicaciones feministas, fundando y presidiendo el Comité local, de larga y proficua existencia. La política recogió también sus afanes, mucho antes que la ley abriera el cauce a los derechos cívicos de la mujer.
En 1934, sancionado el Código del Niño, presidió el Comité Delegado Departamental. Allí quemó, con el desinterés de siempre, los días de su ancianidad, prefiriendo la lucha al descanso, el compromiso a la comodidad, la entrega al rescate.
Con escasos recursos humanos y materiales, su obra al servicio de la niñez y de la juventud desvalida marcó una etapa de la historia de Rocha, sustituyendo, muchas veces, su propio hogar a las instituciones creadas.
Hace unos años, un grupo de ciudadanos quiso tributar un homenaje en vida a la ilustre dama, erigiendo una estela en la plazoleta del Liceo Departamental. Ausente por razones de salud, Misia Cora envió un mensaje pleno de fe en el destino de la juventud, generoso en el reconocimiento y con los tintes casi nostálgicos de una despedida. Se fue poco tiempo después. A dos décadas de su partida, el recuerdo de Cora V. de Renaud se enriquece con los perfiles que el tiempo confiere a las vidas ejemplares y reclama un lugar para su culto, en el corazón de quienes, sin haberla conocido, heredaron mucho de lo que ella, desinteresada y entusiastamente, supo sembrar.

(Maestro Rosalio Aniceto Pereira en “Un instante para la reflexión”, año 1976).

:: Artículos

10.05.13 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
ALMACENES “PICENETÉ” más


09.04.13 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
LA LENGUA ENCARCELADA más


20.02.13 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
AGARRADOS DE LAS MOTAS más


20.12.12 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
INCApaces más


03.12.12 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
EN EL CAMINO DE LA LIBERTAD: MATRIMONIO IGUALITARIO más


26.09.12 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
¿ABORTO? más


05.09.12 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
LA PALOMA: UN “SI” GIGANTE más


30.07.12 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
PANCHO más


27.06.12 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
LA SOBERANIA NO PASA DE MODA más


19.06.12 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
SI PARECÍA INMORTAL más


18.04.11 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
"EL GOBIERNO SE HA SUBLEVAU" más


12.04.11 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
LIVING LA VIDA LOCA más


17.03.11 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
VERGÜENZA PROPIA más


15.03.11 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
LA PELIGROSA TENTACIÓN DEL SUBSIDIO más


03.03.11 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
A LA CÁRCEL Y A LAS URNAS más


24.09.10 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
UNA MENTIRA PÚBLICA REPETIDA más


23.09.10 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
NO HAGAN OLAS más


16.09.10 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
DAME MÁS más


08.09.10 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
HERR KOMISSAR más


23.08.10 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
CONDUCTORES SUICIDAS más


10.08.10 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
LOS BLANCOS Y EL BOSQUE más


04.08.10 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
HOMOSEXUALES + NIÑOS = ¿NIÑOS HOMOSEXUALES? más


19.07.10 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Asunción en Municipios más


17.02.10 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
LAS DÉCADAS PERDIDAS más


11.01.10 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
LOS DURAZNOS DEL MINISTROmás

04.12.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
“NI ME CALLO, NI ME VOY”más

23.11.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
ENSAYO SOBRE LA CEGUERAmás

17.11.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
TIEMPO DE PUENTESmás

01.10.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
“Uruguay: un país de atorrantes”… más

29.09.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
LO PELIGROSO NO ES EL PASADO…más

29.09.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
ETERNAmás

18.09.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
No aclare que oscurece… más

17.09.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
¿NO LO VIERON A CHÁVEZ? más

11.09.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Las 40 valijas de Antonini Wilson! más

09.09.09 |COLUMNA|
Carlos Landache Vaz
La mujer uruguaya en la nueva sociedad que proponemos ... más

07.09.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
GUERRA DE GUERRILLAS POLÍTICAmás

04.09.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
Los intocables más

04.09.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Por concurso, sorteo,…o llamada telefónica! más

28.08.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
¿La Constitución o la campaña? más

21.08.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
MARCHA DE LA BRONCAmás

14.08.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Frente Amplio: ¿un gobierno “honesto”? más

12.08.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
Fotoshop ideológico. más

07.08.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Duro golpe a la libertad de expresión…. más

07.08.09 |Aunque Duela|
Heraclio Labandera
Traslado de los restos de Artigas: De dictadura en dictaduramás

04.08.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
¡QUE POBREZA!más

31.07.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Vivienda: hechos vs. soluciones mágicas…. más

28.07.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
LA PORFIADA TERQUEDAD DE LA VERDAD más

27.07.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
IL MORTO CHI PARLAmás

24.07.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Todo el mundo a hacer campaña!…. más

20.07.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
BUSCANDO EL RUMBO PERDIDO más

13.07.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
FRENTE ANGOSTA POR LA GRIPE A más

13.07.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
¿DEMOCRACIA A LA CARTA? más

10.07.09 |COLUMNA|
Carlos Landache Vaz
Una comunidad patriótica ... más

10.07.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Homenaje a Juana Fernández Morales…. más

03.07.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
El candidato más votado y la fórmula ideal…. más

24.06.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Prohibiciones para las elecciones internas. más

23.06.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Sobre los delegados partidarios en las elecciones internas.
2ª Parte.
más

22.06.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
EL COMPAÑERO ARTIGAS más

23.06.09 |COLUMNA|
Carlos Landache Vaz
Alerta, pueblo uruguayo!! ... más

22.06.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
¿QUÉ LES PASA… ESTÁN NERVIOSOS? más

16.06.09 |COLUMNA|
Carlos Landache Vaz
El pecado mortal del FA ... más

16.06.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Sobre los delegados partidarios en las elecciones internas.
1ª Parte.
más

15.06.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
MUJICA EN EL “PAIS PRODUCTIVO” más

15.06.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
DE SUEÑOS Y PESADILLAS más

12.06.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
La “pasión” de Tourné…. más

09.06.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
¿Qué debe llevar para votar en las elecciones internas? más

08.06.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
LA LEY DE GRAVEDAD más

05.06.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Cuando los gremios actuan como gemios…. más

02.06.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Sobre el voto en blanco en las elecciones y otros comicios más

01.06.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
PREGUNTAS QUE RESPONDEN más

29.05.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
A qué Ud. también está de acuerdo!…. más

27.05.09 |COLUMNA|
Carlos Landache Vaz
Una locomotora llamada esperanza ... más

26.05.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Las garantías del sufragio en las elecciones internas más

25.05.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
¡¡¡ CAFÉ, CAFÉ !!! más

22.05.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Nada iguala su lucir, su lucir…. más

21.05.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
GRACIAS POR LA PALABRA más

19.05.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
El voto de las personas con discapacidad en las elecciones más

18.05.09 |COLUMNA|
Carlos Landache Vaz
“Ni izquierdas ni derechas, la patria entera” ( Dr. Luis Alberto Lacalle) ... más

18.05.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
ANOCHE ME LLAMO NIN más

12.05.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
El Registro de las hojas de votación para las elecciones internas más

11.05.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
LAS INTERNAS Y SUS INTERNAS más

08.05.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
El Uruguay que se viene.... más

08.05.09 |COLUMNA|
Carlos Landache Vaz
El sueño de un gasoil productivo... más

07.05.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
HACIA LA RECONSTRUCCION DEL VIRREINATO más

05.05.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Sobre la publicidad electoral de los partidos políticos más

04.05.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
TIEMPO DE PREGUNTAS más

04.05.09 | COLUMNA |
Blanca Repetto
OBRA PÚBLICA EN EPOCA DE CRISIS: Infraestructura Fronteriza en Chuy más

28.04.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Sobre la cuota de género en las próximas elecciones internas más

27.04.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
NUESTROS SOCIOS IDEOLÓGICOS: UNA VERGÜENZA más

24.04.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
PIT-CNT-FA.... más

23.04.09 |COLUMNA|
Carlos Landache Vaz
Depende del cristal con que se mire... más

21.04.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
El voto de la “Patria Peregrina” más

20.04.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
VOTO EPISTOLAR más

14.04.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
La Convención Nacional y los requisitos para elegir al candidato a la presidencia más

13.04.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
¿KNOCKOUT O JAQUE MATE? más

13.04.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
Listas negras y soberanía; tributación e imperialismo más

07.04.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Dónde se debe votar en las elecciones internas más

06.04.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
HACIENDO POLÍTICA más

03.04.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
"Andá a hacer política a otro lado!".... más

01.04.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Quienes pueden votar en las elecciones internas más

31.03.09 | COLUMNA |
Rodolfo González Rissotto
Las elecciones internas y primarias del 28 de junio de 2009 más

30.03.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
Fracaso Amplio 2 más

27.03.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Un pequeno gran paso hacia la Equidad.... más

24.03.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
La “gelatinización” de las instituciones más

23.03.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
Falta seguridad, falta libertad más

20.03.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Ni mano, ni lata, ni Arana, ni Muñoz.... más

18.03.09 | COLUMNA |
Blanca Repetto
Intereses partidarios antepuestos a los del país más

16.03.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
Hombre, ciudadano y caudillo más

13.03.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Lacalle consolida el crecimento en la interna más

11.03.09 |Aunque Duela|
Por Heraclio Labandera
Reivindicación de la Molotov más

09.03.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
EDUCACIÓN Y LAICIDAD: UN VIAJE A BORDO DEL TITANIC más

09.03.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
FA: un Fracaso Amplio más

06.03.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Una “balsa” menos peligrosa para huir de Cuba más

03.03.09 | COLUMNA |
Blanca Repetto
MUJER más

02.03.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
FA y ley de caducidad: la estrategia del tero más

02.03.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
Repasar la historia más

27.02.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
El patriota Astori y sus mil reuniones más

23.02.09 |Aunque Duela|
Alejo Umpiérrez
FA y ley de caducidad: la estrategia del tero más

23.02.09 | COLUMNA |
Mtro. Víctor Páez
Pintadas vandálicas más

21.02.09 | COLUMNA |Cuchillo de Palo - Aureliano Rodríguez Larreta
Corta vida a la ley de caducidad más

20.02.09 | COLUMNA |
Por Rosana Piñeiro
Ministra Muñoz: estatizando la salud de los uruguayos más

18.02.09 | COLUMNA |
Blanca Repetto
EL FA DENTRO DEL PIT-CNT más

20.05.06 | Por José Ignacio López
Arriba, en los Altos de Lircay
Resulta curioso, por decir lo menos, lo poco conocida que es esta Reserva, cuando en ella se esconde una Cordillera imponente que guarda historias hasta de extraterrestres. más

19.11.05 | 212 AÑOS DE ROCHA
Una capicúa insoslayablemás

05.11.05 | 53 AÑOS DE PROMULGACION DE CIUDAD
Castillos no tan sólo es el butiámás
ESPECTÁCULOS Y DIVERSIONES DE ANTAÑO
Las carreras de caballos más

Del. Prof. Rosalío A. Pereira
"Decir las cosas bien"más